Filo y Sofía

*Fraude millonario en Cobach
*Escandón Hernández se cree un Vicegobernador
Mary Jose Díaz Flores
Sin lugar a dudas hay muchos motivos para cesar como titular del Colegio de Bachilleres de Chiapas a su titular Jorge Luis Escandón Hernández y la principal es sentirse un “vicegobernador” pues no atiende a ningún Secretario de Estado y desde hace un mes tiene un plantón indefinido de Directores del Cobach que demandan la reinstalación de tres directores despedidos injustificadamente, sin que hasta ahora sean escuchados y por lo cual determinaron pintar con su sangre sus demandas frente al Congreso del Estado.
Este funcionario, que no tiene ningún título académico, actúa como si fuera más que cualquier autoridad del estado, no accede a las negociaciones, no escucha a la Secretaria de Educación, Rosa Aidé Domínguez Ochoa, ni a otros funcionarios que han realizado mesas de trabajo para llegar a un acuerdo, al contrario, exige que sea el gobernador, Rutilio Escandón, el que directamente le de instrucciones, cuando los funcionarios están para resolver, no para generar problemas.
Aunque arrastra una larga cola en el tema de corrupció, se monta en un burro y se niega a dar soluciones, sin embargo hay motivos suficientes para quitarlo del cargo, por ejemplo; la venta de libros que fueron pagados con recursos del Colegio de Bachilleres como lo dio a conocer en su informe, pero que se vendieron a los padres de familia y luego condicionan a los egresados a declarar que los recibieron de manera gratuita para que les den su certificado de estudios.
Esto es a todas luces un fraude, pues los libros se vendieron de manera obligatoria a los alumnos, aunque ya se habían pagado con recursos públicos, pero como Escandón Hernández, se siente parido por Dios, se cree inamovible del cargo y que se manda solo, no solo incurrió en esta ilegalidad, sino que pasó a la compra de un equipo de futbol de Tercera División al que denominó “Estudiantes de Cobach” y por el que paga una renta de 180 mil pesos mensuales con recursos de la institución a la Federación Mexicana de Futbol.
Aunado a ello, los salarios de los jugadores son de entre 20 y cuarenta mil pesos, lo cual no beneficia en nada al Cobach; pues solo cuatro o cinco jugadores pertenecen a la institución, los demás integrantes del equipo no son de ningún plantel, lo cual es otro fraude, pero ninguna autoridad investiga a Escandón Hernández, que presume su empoderamiento al retar a cualquier funcionario y amenazar con su renuncia si insisten en restituir a los directores despedidos.
Ante ello, no sabemos que esperan para cumplirle su gusto, pues los desvíos de recursos están a la vista de todos y estos son solo dos ejemplos de otros más que documentamos; además de que lejos de empinar a la institución a un mejor nivel, esta viene en decadencia como en ningún otro periodo pues con la fuga de recursos no hay ni jabón para lavar los baños de los planteles, cuando antes se les suministraba cloro, papel, jabón, escobas, trapeadores y otros líquidos de limpieza, ahora son los intendentes los que deben llevar su material para realizar su trabajo.
Con ello, se confirma que no cumple con los principios fundamentales de la Cuarta Transformación que son; no robar, no mentir y no traicionar, al contrario los fomenta y los presume, asegurándose inamovible del cargo, con lo que no le hace un favor al gobierno en turno, al contrario; afecta la imagen del estado en materia de transparencia.
En fin, esperemos que autoridades competentes tomen cartas en el asunto y atiendan las inconsistencias de esta institución que en los dos últimos gobiernos de Chiapas, ha estado en el ojo del huracán, pues se ha considerado la caja chica y la más saqueada por exfuncionarios del estado que lamentablemente no han sido llevados a juicio y por eso Escandón Hernández se ha confiado, pero nunca es tarde para actuar en consecuencia.
En el caso del despido de los directores, es una venganza del funcionario que no perdona que se haya formado un sindicato en su administración y los haya tenido que reconocer, pero no está en su rancho, trata con profesionistas y se debería comportar a la altura aunque no cuente con ningún título para estar en esta silla.
Con Filo
El Banco del Bienestar, está sujeto a una investigación por parte del Departamento de investigación de Washintong, Estados Unidos, por presunto lavado de dinero y es que presuntamente el aumento de 60 mil millones de dólares que se envían en remesas a nuestro país que significan un 30 por ciento más de lo que hace dos años se manejaba, es un negocio muy importante que puede estar relacionado con el lavado de dinero. Esperaremos los resultados de las investigaciones en este sentido, pues se especula una situación muy grave para el gobierno federal…///En el PT, le dieron todo el respaldo a la senadora Sasil De León Villard, es decir, que Roberto Albores no huele ni a quemado, su llegada fue sin pena ni gloria.
Maryjose52@hotmail.com