QUÉ MÁS PUÉ…

Carlos Rafael Coutiño Camacho/

1.- No al aumento salarial

2.- Proceso electoral

El anuncio hecho por el gobierno federal sobre el aumento de un 22 por ciento al salario mínimo, cayó como un regalo anticipado de Navidad, el cual puede aplaudirse por una multitud que desea que esos incrementos sean siempre así y no de burla de 2 a 4 pesos como anteriormente se presentaba.
Sin embargo, la realidad es otra; quien gana con esa cifra al salario de los trabajadores, en primera el Servicio de Administración Tributaria (SAT), también es un excelente pretexto para que los comercios en general aumenten todo, de tal suerte que en siguiente siendo raquítico ante todo.
De acuerdo a la publicación del anexo número ocho en el DOF, el cual presenta las tablas y tarifas de Impuesto Sobre la Renta (ISR) tanto personas morales como físicas, pero son estas las últimas quienes más perjudicados estarán sin saberlo, hasta que llegue el momento.
La diferencia radica incluso en ganar no solo 5 o 10 mil pesos más, puede variar el pago de impuestos hasta por un solo peso; de tal suerte que el gobierno recibirá más dinero de lo esperado, las empresas y los trabajadores tienen ahora un ojo extremo que los obliga a cumplir cabalmente.
Si ponemos un salario de 10 mil pesos mensuales como ejemplo, el ISR sería de 834 pesos, al cual hay que sumar si se está asegurado al IMSS al que hay que restar también 537 pesos, de tal suerte que la reducción es de mil 371 pesos; el trabajador recibe en realidad 8 mil 629 pesos neto.
Luego entonces el no contar con el recurso completo, es una afectación terrible para quienes realizan algún tipo de trabajo, donde incluso muchas empresas son más injustas al entregar bonos de despensa, argumentando que es un beneficio a los empleados y es falso, es un beneficio económico para el patrón, porque lo justifica ante Hacienda Federal.
En un boletín a principios de año del SAT indicó que sus tablas para el cálculo del ISR, los trabajadores pagarían menos y se vería reflejado en su salario, según por el cobro que deberá ser actualizado cuando la inflación exceda 10% desde la última actualización de estas tablas. La última actualización se realizó en 2017, y en diciembre de 2020 acumuló una inflación de 11%.
Pero las finanzas del país no va bien, por lo tanto la economía es mala, aunque no es caótica como muchos quisieran por fortuna, entonces entre más se gana, más se paga, a eso hay que sumar el IVA y demás impuestos que terminan por cargar a las empresas y personas físicas.
Ahora bien, que hay que hacer, la salida idónea si es incrementar el salario quizá en un 6 a 10 por ciento, pero reducir el ISR a fin de que el trabajador reciba lo más integro posible su dinero.
Pues es falso que la gente retire sus impuestos, de acuerdo con los datos solo en Chiapas y Oaxaca el 15% de los empleados lo hace, el resto decide no por los motivos que sea, entre ellos el ignorar como hacerlo y no gusta de hacer colas ni pagar a contadores, pues además hay que darse de alta para el RFC.

ELECCIONES 2024

Si el INE decidiera quitar del camino a quienes se están adelantado, mucho o quizá todos estarían ahora en la banca esperando el proceso del 2030 e igual ya temerosos de lo que pudiera suscitarse. Todos se están apuntando y todos quieren aparecer como candidatos en primera instancia, ya si llegan es cosa que vendrá después.
Lo cierto es que hay un futuro poco real para todos, hay que ver no a los candidatos realmente, sino los padrinos y de ahí encausar quien será el bueno de cada uno de los partidos o alianzas que se vayan a formar.
En el PRI junto a sus aliados podría estar el hijo de Luis Donaldo Colosio que a decir del periódico Reforma ocupa un tercer lugar en encuestas con solo 2 puntos de diferencia del segundo lugar de otros partidos; también podría ser el gobernador de Oaxaca o hasta Silvano Aurioles, todos ellos en el tricolor podrían ser quienes se jueguen el todo el todo.
En el PAN están tan divididos que no tienen quien los represente ni siquiera Anaya que se ha ido solo aunque tenga como convencer o sea cierto en lo que expone en sus videos, poco caso le hace su partido y menos la sociedad.
En MORENA es claro que Ricardo Monreal quiere, pero no será y está bien visto por la ausencia de padrinos, lo que si tiene es ahijados, pero esos no ayudan mucho o casi nada para ser candidatos. Entonces solo quedan dos Marcelo Ebrad y Claudia Sheinbaum.
En el caso de él, la línea es del propio presidente López Obrador quien ve como lo mejor que puede traer al país y a la defensa de su persona por aquello no te entumas si gana un contrario, no hay que olvidar que Ebrad era el candidato y se quitó para dejar pasar a Andrés Manuel.
Sin embargo otra de las líneas que pesa y vaya de qué manera es la del clero, aquel grupo que no es necesariamente la espiritual pero si la política y está en manos de dos personajes de un peso incalculable, uno de ellos es el padre Alejandro Solalinde quien desde Tijuana adelantó en su discurso frente a Obrador quien incluso aplaudió, el que es el tiempo que la presidencia esté ya en manos de una mujer, es decir Sheinbaum.
En tanto que la otra ala, más reservada pero dura sin duda es la protestante con Arturo Farela Gutiérrez quien se le vincula fuertemente con Obrador por su la injerencia que tiene los hijos del pastor en negocios; pero que también por intereses acepta lo que diga el clérigo católico.
Quizá aparezca también Manuel Velasco, el propio Adán hoy Secretario de Gobernación, todos con un mismo fin, el hablar de democracia, el cual es fingida pero que es parte para debilitar al enemigo y fortalecer a los socios.