FILO Y SOFÍA

Mary Jose Díaz Flores/

Al menos tres mil migrantes que partieron el jueves de la ciudad de Tapachula, avanzando hasta Mapastepec pactaron con el Instituto Nacional de Migración una tarjeta de visitante por razón humanitaria con vigencia de un año para permanecer en el país y fueron trasladados a nueve estados de México para regularizar su estancia. De esta manera se frena una de tantas caravanas que buscan llegar al norte del país.
Lamentablemente no hay ninguna garantía de que permanezcan en los lugares a los que han sido enviados, eso sí, la tarjeta que les ha sido autorizada, les permitirá moverse con mayor tranquilidad al rumbo que quieran y esta medida, tampoco frena la llegada de más personas, al contrario se les da herramientas para que se sigan desplazando a territorio mexicano.
El acuerdo fue logrado en el municipio de Mapastepec, luego de que los migrantes habían caminado más de 100 kilómetros. Ahí aceptaron ser trasladados en autobuses a nueves estados del país para regularizar su estancia, como parte del acuerdo oficial realizado con Luis Villagran, organizador de la caravana migrante.
De acuerdo a información oficial el Gobierno Federal celebró este acuerdo en el cual se privilegia la razón, el diálogo, la vía pacífica, con apego al respeto de los derechos humanos y buscando siempre la fraternidad y el amor al prójimo, pero eso, hay que decirlo, no frena la migración pues el país sigue siendo el puente de tránsito de quienes quieren lograr el sueño americano.
Las estrategias del gobierno federal que aplica el Inami, solo han provocado que pese a la pandemia que comenzó hace dos años miles de personas sigan cruzando la frontera y como muestra las estadísticas que presenta la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados –Comar- en cuanto a las solicitudes de asilo que en este año han sido de 108 mil 195 peticiones lo que significa tres veces más que el año anterior.

 

A los migrantes se les ha ofrecido empleo temporal, para resolver momentáneamente su estancia, pero no hay una estrategia para resolver el problema de empleo que hay para los mexicanos que en muchos casos con carreras terminadas no encuentran una posibilidad de trabajo y terminan también abandonando el país para buscar una posibilidad en Estados Unidos, al igual que los Haitianos, hondureños, cubanos, salvadoreños, Chilenos, Venezolanos, Guatemaltecos, brasileños y colombianos que llegan a la frontera sur, para luego llegar a la frontera norte y cruzar a Estados Unidos.
No debería el gobierno federal ser candil de la calle y oscuridad de su casa, primero debería atender la crisis laboral que se agudizó con la pandemia en México, pues además al igual que los migrantes que huyen de la violencia en sus países, hay muchos mexicanos de zonas de Guerrero, Zacatecas, Tabasco y Guanajuato que están expulsando familias completas por la misma razón. Mientras que los grupos de delincuencia organizada aprovechan la situación para contratar a migrantes y sumarlos a sus filas, agravando el problema de violencia en el país.
Lamentablemente los grupos organizados ven en la migración la oportunidad de integrarlos a sus filas y estos ante la desesperación de tener ingresos caen fácilmente con redes de trata de personas, de secuestradores y lo peor, es que los infantes se encuentran más expuestos a la explotación al ser reclutados con facilidad a organizaciones delictivas.
Las estadísticas de la Unicef señala que en muchos albergues mexicanos, los niños, niñas y adolescentes representan al menos el 30% de la población migrante, lo cual es alarmante porque un alto porcentaje cae en manos de tratantes. En fin es urgente que en México no solo se considere el empleo de los migrantes sino que atienda los problemas de seguridad nacional y cree oportunidades laborales también para los mexicanos.

Con Filo
Apenas empezaba el día miércoles, aproximadamente a las 12 A.M. cuando un estruendoso ruido irrumpió la pasividad de Valle Bonito en San Fernando, y es que un carro Aveo color gris con placas NTF-59-79 manejado por Maricela Álvarez, delegada de la Semarnat en Chiapas se estrelló en un árbol. La funcionaria se conducía presuntamente en completo estado de ebriedad y estrelló la unidad en un árbol, ubicado a un costado del camino de terracería, donde lugareños fueron testigos de estos hechos. Lo peor del caso, es que la unidad en la que se estrelló la funcionaria era oficial, por lo que esto debería tener repercusiones, solo que argumentó que la intentaron asaltar y que por eso perdió el control del auto, aunque no perdió nada; y quienes fueron testigos de los hechos, señalan que nadie la iba siguiendo y se estrelló solita…// La diputada presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, María de los Ángeles Trejo Huerta, estuvo de gira por el Distrito VII con cabecera en Ocosingo, donde la legisladora participó en la puesta en marcha de proyectos productivos encabezados por mujeres de Ocosingo que son cabeza de familia. Sin duda estos proyectos impactarán de manera importante no solo en la economía local sino para que las mujeres logren una mejor calidad de vida.

 

 

maryjose52@hotmail.com

Cel 9615793947

Deja un comentario