Urgente generar mecanismos que permitan garantizar la seguridad de las y los tuxtlecos y dignificar los cuerpos policiales de la capital

  • Instalan la Comisión de Seguridad y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Tuxtla.

 

En Tuxtla es urgente una reingeniería en materia de seguridad pública municipal que permita estar acorde a la demanda de una población que ha superado a los cuerpos policiales, mismo que se refleja en la capacidad de respuesta, aseguró la regidora Adriana Guillén Hernández, en el marco de la Instalación de la Comisión de Seguridad y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Tuxtla.

De acuerdo al análisis presentado por la presidenta de la Comisión, Adriana Guillén, la capital cuenta con una tasa de policías preventivos de 1.58 policías por cada mil habitantes, superior al promedio nacional, pero inferior al mínimo recomendable de 1.8 y el promedio óptimo de 2.8 policías por cada mil habitantes, cifras generales tomadas al total de policías dados de alta en el SNSP, sin tomar en cuenta que se contempla el personal de tránsito municipal y administrativos.

Actualmente el cuerpo policial es de mil 500 policías, incluyendo tránsito municipal, 13 mandos intermedios, que son pocos, por ello la necesidad de revisar la estructura de oficiales, inspectores y comisarios, conforme a la estructura terciaria que establece la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

 

 

Tuxtla Gutiérrez necesita de acuerdo con su población, en un número óptimo, un estado de fuerza de policías preventivos de mil 700 elementos (sin considerar policías de tránsito) faltando 743 elementos y para alcanzar el mínimo requerido, debería tener mil 100, le faltarían 143 elementos que son de tránsito municipal.

A esta problemática se agrega la falta de parque vehicular policial, entre 2016 y 2020, se ha perdido la mitad del parque vehicular policial al pasar de 254 a 134 unidades, por lo que es necesario realizar un esfuerzo administrativo para dotar de un mayor número de patrullas y motocicletas, señaló.

La regidora comentó que ante la pérdida de fondos federales, “es necesario gestionar ante la Comisión de Hacienda y este H. Cabildo que exista un presupuesto suficiente para gasolina y mantenimiento del equipamiento policial existente, así́ como para los rubros de Control y confianza, capacitación y equipamiento que antes se cubrían vía FORTASEG”.

Consideró que en la capital se tiene un enorme reto en materia de seguridad, pero que al trabajar de manera coordinada se puede abonar al desarrollo y fortalecimiento de los cuerpos policiales, su profesionalización, pero ante todo a mejorar la seguridad de las y los tuxtlecos.