Democracia en construcción

Irma Ramírez Molina

 

Como se dijo desde que concluyó el proceso electoral, algunos partidos perderían su registro y así fue, la semana pasada el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) lo oficializó, motivo por el cual el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC) y Fuerza por México (FM), nacionales, así como los locales Nueva Alianza Chiapas y Partido Popular Chiapaneco, ya no podrán recibir subsidios para este año, de los 226 millones 434 mil 139.81 pesos que se contemplan para el financiamiento público de los partidos políticos.
Y es que estos partidos, como ya todos sabemos, no lograron obtener el famoso 3 por ciento de la votación válida emitida en las elecciones del 6 de junio, y contra lo que muchos puedan opinar, es bueno que dejen de existir partidos, porque lamentablemente muchos de ellos lo han convertido en un verdadero negocio familiar, y ese fue el caso del Popular Chiapaneco, donde las denuncias estuvieron a todo lo que daba.
Queda claro que los partidos nacionales que pierden su acreditación, tienen la posibilidad de seguir existiendo con subsidio que les otorgue el Comité Directivo Nacional, en caso del PRD, MC y FM, porque en el país, no perdieron el registro.
De los tres partidos, es lamentable ver como terminó el PRD; quien fuera la segunda fuerza más importante para Chiapas durante muchos años, pero las divisiones al interior, los agandalles, las negociaciones más personales que de instituto, provocaron que el Sol Azteca quedará reducido a casi nada en la entidad, aun cuando lograron el triunfo en algunas alcaldías, no así en las diputaciones locales, donde simplemente no figuraron.
Atrás quedó la fuerza de este instituto político que logró hacerse oír por el gobierno en su momento, aunque claro está, en Chiapas le pasó lo que sucedió a nivel nacional, con el nacimiento de Morena, el PRD se acabó de quebrar y quedar en casi nada al irse muchos militantes a ese nuevo instituto político.
De Movimiento Ciudadano, aun cuando la dirigente Claudia Trujillo Rincón, le puso los kilos del mundo y trató de llevar gente nueva, quizá por eso no alcanzó muchos votos, porque la mayoría de sus candidatos eran perfectos desconocidos y sin hacer campaña por la pandemia estaba más que complicado, la única tabla de salvación era Paco Rojas en Tuxtla y ni eso le alcanzó para lograr el 3% del total de los votos.
De Fuerza México, el partido nació muerto, integrado por gente que no contaba con mucha experiencia y el poco trabajo que le pusieron, era de esperar que no lograran figurar como esperaban.

 

Te recomendamos : Cambio de autoridades y saqueos

Al igual que Nueva Alianza Chiapas, que en su momento fue de la maestra Elba Esther Gordillo y al dejarlo, se vino abajo, y por más tablas no logró ser rescatado, prueba de ello es que pierde el registro como partido local.
Al igual que el Popular Chiapaneco, donde la denuncia era que estaba en el comité pura familia de quien fue dirigente, incluso buscaron ser diputados plurinominales, al aparecer primeros en la lista, cuando era mujer, para eso estaba la pareja e incluso los hijos.
Así que merecido se lo tenían el haber perdido las prerrogativas para seguir usándolo en cualquier cosa menos en el partido político; las autoridades correspondientes deberían buscar que se aumente el porcentaje para poder seguir siendo llamados partidos políticos y así dejar a quienes mínimo se toman la molestia de medio trabajar para llevar votos a las urnas.

BASE DE DATOS…-

Cuántos alcaldes mandarán bien lejos el famoso Convenio de Mando Único para nombrar a su director de seguridad pública y luego no andarse quejando que la delincuencia los rebasó por todos lados: no cualquiera se atreve a esa rebelión en la granja.*
¿Para qué sirve una Comisión Frontera Sur de la Cámara de Diputados?, esencialmente, para nada. Más bien es el petate de un muerto que lleva, por lo menos, 40 años dándole atol con el dedo a los chiapanecos, sin resonancia a nivel nacional dentro de la legislatura, sin presupuesto, es decir, los asuntos irrelevantes y esa comisión, sirven para lo mismo, para hacer borlote y nada más.*
Definitivamente no le alcanza para más en el 2024, pero muchos reflectores se irán a Tapachula a encontrar un caso de éxito de Morena en zapatillas, maquillaje y tacones, mientras en Tuxtla siga gobernando el mismo personaje que tendrá sometida a la capital otros tres años más.*