JAQUE CON DAMA

IRMA RAMÍREZ MOLINA/

**Combatir la corrupción, pendientazo

Combatir la corrupción no pasa solamente por el discurso; es necesario que vuelva a ser un delito grave y, más importante aún, que existan los ejemplos, el acto de autoridad, la aplicación de la ley, para que la vaguedad del discurso, se materialice en un hecho contundente.

Se necesita romper la inercia de la corrupción, de ver el ejercicio del poder, de los Ayuntamientos principalmente, como la oportunidad para muchos en política, de enriquecerse por la ruta transitada de la corrupción.

Este país y esta entidad han estado sometido por camarillas políticas que llegan con la ambición del dinero, escudados en el manejo político del poder. Ha habido sus excepciones, pero sin duda, nadie se salva del tizne de la corrupción en el gobierno.

El combate a la corrupción sigue siendo un tema pendiente; se debe marcar ya un ejemplo fuerte de Estado de derecho en el terreno de los exalcaldes que se enriquecieron hasta dónde les permitió el periodo y hasta dónde pudieron reelegirse o nombrar a sus sucesores, incluso de más de uno que aún está en funciones y es más que señalado por la gente del municipio.

La consulta del próximo domingo primero de agosto es una vinculación al delito de corrupción, prescrito y desincorporado del Código Penal como delito grave por el “régimen del pasado”, “neoliberal”, para “barrer de arriba para abajo” las escaleras de la corrupción. Pero debiera existir un movimiento en sentido contrario que permita barrer desde el nivel municipal hacia lo presidencial, que fuese simultáneo, paralelo: una pinza aplicando ejemplos contundentes de cárcel para muchos casos en Chiapas.

Hay mucho qué analizar al respecto, pero un mensaje firme de que no solamente es discurso, podría comenzar en varias presidencias municipales que están por concluir el próximo 30 de septiembre, sobre todo, de aquellos que se quedaron a solapar a los que fueron por la reelección, la lograron o no, pero que más que el espíritu de servicio y entrega a sus pueblos, son rutas alternativas para protegerse a futuro.

La corrupción debe ser un delito grave y debe ser castigada con severidad en un marco de respeto a la ley que imponga ejemplos.

Qué lástima que la 4T agarró el tema solamente como ardid publicitario y está más empeñada en venganzas políticas nacionales que en una transformación verdadera, real, genuina en el tema.

BASE DE DATOS…-

Carlos Morales Vázquez está en ese “impasse” desesperante que es la cadena impugnativa: sus 20 mil votos de diferencia respecto de Willy Ochoa no serán suficientes si se vuelve inelegible por regresar al cargo antes de tiempo, nada más para vengarse de los sindicatos. Ahora quiere regresar el 15 de septiembre, para dar el grito y preparar las fiestas de entrega recepción para su segundo periodo, el primero de octubre. Definitivamente diría que dejen que termine Karla Burguete el segundo interinato, eso marcaría un buen comienzo la otra mitad de Morena en Tuxtla y mandaría un mensaje de confianza para las mujeres que llegan a ese nivel político, no sólo de calienta sillas.***

Gabriela Zepeda Soto está firme en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, precisamente porque el jefe del Ejecutivo la tiene la confianza para dirigir la política pública de ofrecer una de las garantías constitucionales más elementales a los chiapanecos, que es la seguridad pública. Pero ciertamente, en los hechos más recientes, demostró que puede sostener el encargo por su capacidad y experiencia administrativa, no operativa, porque debajo de su escritorio, en sus narices, la lucha real contra el crimen y el delito, es una farsa que se teje desde la Policía que ella, quedo claro, no dirige.***

El retorno de los desplazados de Pantelhó, producto del pleito armado entre paramilitares de Los Ciriles y las autodefensas de El Machete, que quede claro que no fue un asunto de diálogo político y concertación, si no por la intervención directa de SEGOB y sus promesas de atención. Es una lastima que no fue resultado de Cecilia Flores Pérez, encargada de la política interna en Chiapas y sus buenos oficios los que lograron el regreso a las comunidades indígenas.***

El senador, Eduardo Ramírez, presenció la presentación de la nueva barra de programación del Canal del Congreso, más incluyente, con visión de género y con una oferta cultural muy interesante.***

ramirezirma77@hotmail.com