Í N D I C E . . .

RUPERTO PORTELA ALVARADO.

VACUNA Y VACUNACIÓN…

-Exitoso programa social gratuito…

-Larga historia de vacunación en México…

-Poliomielitis y Sarampión, erradicados…

-El error de no confiar en la experiencia…

 

IRRESPONSABILIDAD FUNESTA…

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Martes 20 de Julio de 2021.- Cuando escucho la discusión sobre la versión oficial de la efectividad del programa de vacunación contra la pandemia del Covid-19 y la de los críticos que argumenta una funesta irresponsabilidad del Presidente AMLO y el sector salud, me remonto a las exitosas campañas de aplicación del biológico desde los años 60s y 70s.

Pero este exitoso programa se debe mencionar desde antes. México cuenta con una extensa historia en materia de aplicación y producción de vacunas, lo que resulta un prestigioso programa de prevención a partir de la elaboración de vacunas efectivas, de bajo costo, aplicables a gran escala y con efectos protectores duraderos. La historia de la vacunación en México se remonta a 1804, cuando el Dr. Francisco Xavier de Balmis introdujo la inoculación contra la viruela mediante la técnica de brazo en brazo

A fines del siglo XIX, se realizaron otros tipos de inmunizaciones contra la rabia, la polio y la tuberculosis. México sobresale además, por su capacidad de producción de vacunas, convirtiéndose en el Centro Regional de Referencia para Vacunas. En 1990, México fue uno de los siete países del mundo autosuficientes para elaborar todas las vacunas del Programa Ampliado de Inmunizaciones. A su vez, México ha asumido políticas nacionales y compromisos internacionales destacables en materia de vacunación.

El Programa de Vacunación Universal, que representa un orgullo para México, surgió con la finalidad de mejorar la sobrevida infantil y promover, proteger y cuidar la salud de todos los niños del país, a través de acciones de vacunación. A partir de su introducción, en 1991, el Programa de Vacunación Universal ha logrado elevadas tasas de cobertura de las vacunas, cumpliendo con casi todas las metas planteadas, que incluyen la erradicación de poliomielitis, difteria, sarampión y tétanos neonatal, y el control de la tos ferina y de las formas graves de tuberculosis. (Consultar: “Historia y Avances de la Vacunación en México”).

Pero decía que el programa de vacunación en México me remonta a los años 60s y 70s, cuando había campañas para la erradicación del Paludismo a través de brigadas de jóvenes vestidos de pantalón y camisa de manga larga de color caqui, casco amarillo y a la espalda una bomba aspersora, que recorrían las casas, las rancherías, los pueblos y ciudades rociando el líquido medicinal. Así veo a mi hermano DANIEL PORTELA ALVARADO, que fue un activo participante de esta campaña.

No se puede negar que fueron los gobiernos “neoliberales”, los que iniciaron la vacunación masiva cuando la historia de la aplicación de la Linfa Vacunal o Linfa Benéfica se hizo obligatoria. Pero es interesante conocer “La Historia y Avances de la Vacunación en México” que ha sido de exitosos y prestigiados resultados a nivel mundial. Para eso consulté en la internet los siguientes datos:

>> En 1905 se crea el Instituto Bacteriológico Nacional, creado para que se estudiaran las enfermedades infecciosas y se prepararan las vacunas, sueros y antitoxinas para prevenirlas y curarlas. En 1926 se hace obligatoria la vacunación contra la viruela por decreto presidencial y se inician las campañas masivas de vacunación. En 1948 Se dispone de vacuna combinada contra la Tos Ferina y Difteria.

>> En 1951 se registró en San Luís Potosí el último caso de viruela como resultado de arduas jornadas de lucha antivariolosa donde la vacunación jugó el papel más importante. Ese mismo año se inicia la vacunación con BCG en México.

>> En 1954 se empezó a producir en México el toxoide tetánico y al año siguiente ya se preparaba la vacuna DPT. En 1956 se inician en México las actividades de vacunación antipoliomielítica con vacuna Salk. En 1962 se emplea en México la vacuna antipoliomielítica oral tipo Sabin (VOP).

>> En 1970 se inició la vacuna del sarampión con cepa tipo Schwarz y posteriormente Edmonston Zagreb. En 1973 se crea el Programa Nacional de Inmunizaciones, con él que se organiza la vacunación masiva y se inicia la aplicación simultánea de 5 vacunas contra 7 enfermedades (BCG, Sabin, DPT, Antisarampión y Toxoide Tetánico).

>> En 1977 se crea el primer Consejo Estatal de Salud en el estado de Aguascalientes con el propósito de unificar el criterio de registro y aplicación de vacunas en esa entidad. Un año después, se aplica por primera vez la Cartilla de Vacunación estatal, cuando Ismael Landín era Secretario de Salud del estado. En 1979 la Cartilla de Vacunación se adopta a nivel nacional en el país.

>> En 1980 se crean las Jornadas Intensivas de Vacunación, que al inicio se denominaron Fases Intensivas de Vacunación, después Días Nacionales de Vacunación, Semanas Nacionales de Vacunación y finalmente Semanas Nacionales de Salud. Durante estas jornadas se aplicaba la vacuna Sabin monovalente (polio virus tipo I) contra la poliomielitis. La vacunación tenía una semana de duración.

>> En 1981 se desarrollan las Fases Intensivas de Vacunación Antisarampionosa, con duración de una semana. En 1986 se sustituyen las fases intensivas de vacunación antipoliomielitíca, por los Días Nacionales de Vacunación Antipoliomielítica, indiscriminada a la población menor de cinco años de edad. En 1990 se reporta el último caso de poliomielitis, en Tomatlán, Jalisco.

Es larga e interesante la “Historia de Vacunación en México” que nos lleva al conocimiento de la vasta experiencia que se tiene en el país al respecto. Pero duele que un gobierno del color y la ideología que sea, se retraiga a ese hábito en bien de la salud de los mexicanos y en tiempos difíciles de una pandemia como esta del Covid-19.

Y claro, es plausible que hoy haya preocupación por la vacunación masiva contra el peligroso e invisible virus que nos lleva a funestas estadísticas de casi 2.5 millones de mexicanos contagiados y un promedio de 13 mil 500 contagios en la última semana del 12 al 18 de julio. Pero más lamentable son los  pasados de 230 mil fallecidos por causas del Covid-19, mientras el Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR está ordenando la reapertura de las escuelas y el inicio de las clases presenciales, que resulta una decisión y acto criminal, en medio de la tercera ola de la pandemia.

Quiero reiterar que el Programa Nacional de Vacunación, junto con el Programa D-N-III-E de atención a la población en casos de desastres naturales, ha sido de rotundo éxito y excelentes resultados con reconocimiento mundial que los mexicanos debemos aplaudir a quienes se arriesgan por nosotros: personal del sector salud y el Ejército Mexicano…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.

NO PIERDAS LA OPORTUNIDAD; VACÚNATE…

LEE, COMENTA Y COMPARE MI COLUMNA…

Deja un comentario