COMENTARIO ZETA 

CARLOS Z. CADENA

En la frontera norte preocupación por vacunar a todos, en la frontera sur por salir del rezago.

Evidentemente el fenómeno de la vacunación en Chiapas en esta fase dela confesión, revelación y declaración que hace el propio Presidente López Obrador, sobre el 18 por ciento desde “la mañanera” fue eficaz y certera porque habló de la “mala organización” dos palabras que están ahí en la historia de este desfase de estrategia de salud, a nivel nacional y que no ocurrió con otras entidades federativas, simplemente fuimos  la entidad de mayor rezago y en base a estos datos Presidenciales de atraso y dilación  se instruyó una nueva maniobra táctica para recompensar lo perdido,  y llegar al menos a la media nacional que tienen otras entidades federativas.

Hay una interrogante que probablemente nunca la sepamos los chiapanecos, pero si es necesario saber qué fue lo que ocurrió ¿Si fue por falta de vacunas que tardíamente llegaron a Chiapas, o nunca llegaron, o que la gente según culpan no decidió vacunarse en Chiapas porque así lo decidieron por su libre pensamiento?

Nadie puede negar que en las conferencias de prensa del Subsecretario de salud federal Hugo López Gatell, que diariamente se hacían – y ahora volvieron hacerse- se llevaba una numeralia de las vacunas que llegaban a Chiapas, así como a todas las demás entidades, pero de pronto ya que pasó el proceso electoral del domingo 6 de junio, se da a conocer desde el pulpito Presidencial que Chiapas va muy rezagado con las vacunas del covid 19, pues obviamente que desconcertó a todo mundo, y muchos pidieron explicaciones a través de las redes sociales donde solamente el titular del IMSS, Zoe Robledo Aburto, ha tomado el torno por los cuernos.

En Chiapas hay un silencio sepulcral al respecto y nadie quiere declarar, partiendo de que todos somos corresponsables en una estrategia nacional de vacunación sobre todo cuando se trata de por medio salvar vidas. Somos responsables o debemos asumir la responsabilidad porque es salud pública, los funcionarios públicos, los organismos sociales, la institución religiosa, organismos empresariales, y medios de comunicación y muchos otros sectores sociales en función de propagar el valor y la importancia de que s importante vacunarlos. Otro dato real que esta extraviado en Chiapas, es ¿ En dónde se encuentra el desfase de la vacunación  , en la zona urbana o en la zona indígenas o lugares aparatados, o en todas.

Porque eso de que Chiapas es   plurietnico, pluricultural, disperso en población y que tengamos una geografía compleja, no convence mucho, porque muchas entidades federativas del país, son igual que Chiapas y hasta más multiculturales, dispersas poblacionalmente y con geografías muy alejadas como Chihuahua, Sonora, Coahuila, Durango, Tamaulipas, Jalisco, Oaxaca, Zacatecas y hasta Baja California Sur, son territorios  nacionales  muy alejados  y dispersos, porque hay hasta   desiertos en el  norte del país, donde hay gente viviendo, y lo mas extraño, es que ahora culpen a Chiapas de que somos muy dispersos y alejados. Curiosamente en las votaciones fuimos los chiapanecos los que más votamos a nuestros diputados federales y locales y nunca se vio que somos dispersos y alejados. O sea, para la democracia y el deber cívico si somos muy buenos los chiapanecos, pero para vacunarse y salvarnos estamos tronados y por eso ese estamos en la cola de los mexicanos con apenas un 18 por ciento en vacunación. Que se los crea sus abuelitas.

Todo por ese lado, pero ahora que los amigos del amigo y el no “me ayudes compadre”, buscaron politizar la llegada de Zoe Robledo a Chiapas, enviado por el Presidente López Obrador, y que  aquello estalló en politiquería pura, algunos hasta hablaron de reemplazos y relevos, otros hasta de sucesiones para el 2024, y así se echaron los cuetes chinos al aire,  lamentablemente los buenos propósitos se estaban desviando a otros intereses de grupos. Afortunadamente Zoe Robledo quien lo envió el Presidente de México, a Chiapas para fortalecer y robustecer que primero haya más vacunas para nuestra entidad, y segundo que se vacunen la población, asumió con profesionalismo esta encomienda pública Presidencial, y reconoció que a un lado estaba la grilla electoral y en el otro el atender el problema que le habían solicitado desde el pulpito Presidencial y en La Mañanera, que no es   un juego de niños, por el contrario, esa postal de La Mañanera es un “sala de jurados” donde se reconoce al servidor público o lo chamusca el jefe mayor.

Inclusive últimamente el mismo Zoe Robledo Aburto, ha dicho que también lo enviaron desde la Presidencia de la República cuando se inició la vacunación con el magisterio de Chiapas y no pasó absolutamente nada de grilla, es más ha informado y que muchos lo saben, que el Presidente López Obrador lo caracteriza siempre enviar a funcionarios públicos a hacerse cargo de un problema en determinado lugar del país, por ejemplo ahorita quien tiene el cargo para que también se eleve el número de vacunas en el norte del país, es la Secretaria de Seguridad Federal Rosa Isela Rodríguez, lo mismo que realiza Robledo Aburto en Chiapas, pero con una sola diferencia que también hay que decirla, en el norte hay un preocupación para cumplir que se vacunen todos los de la frontera norte,  para que Estados Unidos nos abra  su frontera y regrese  el comercio, , y en Chiapas es todo lo contrario, por ir rezagados en vacunación nos enviaron al titular del IMSS Zoe Robledo.

Eso no se puede negar que hay de fronteras a fronteras en México. Mientras allá nos las cierra su frontera Estados Unidos, presionando para que se vacunen todos, aquí México, en la frontera sur, se encuentra completamente abierta su geografía fronteriza   para que sigan ingresando extranjeros ilegales por el rio Suchiate y lugares de extravió como africanos, Haitianos, Jamaiquinos, centroamericanos y hasta paisanos de Osama Bin Laden, el cerebro de los atentados del 11 de septiembre del 2001 al  World Trade Center. Esa es la gran diferencia entre el norte de México y el sur. Allá preocupa la vacunación, aquí en el sur, ni cercos sanitarios como nos prometieron las autoridades federales ni nada por el estilo, no será por eso el rezago, y ya anuncian en Guatemala el arribo de otras cepas más complicadas dentro del covid 19 como el delta, y hasta el hongo negro. Somos un país de simulación, aunque duela.

Además, el Presidente dijo muchas veces en “La mañanera” que la Sabritas y la Cocacola si llegaba a los lugares más apartados del país, ¿porque no debería de llegar los medicamentos y más aún cuando hoy se trata de las vacunas que salvan vidas? Por favor. En fin.

La vuelta electoral en los altos de Chiapas. – En San Cristóbal de las Casas, podría haber un revés legal con la sospechosa victoria electoral del controvertido Mariano Díaz Ochoa del PVEM, y reparar el triunfo del Morenista Juan Salvador Camacho, donde hasta San Luis Potosí está entrando en estas negociaciones, porque así es el fenómeno poselectoral y el teje y maneje de una negociación.  Hay muchos indicios de un revés electoral, donde la traición provino del Ayuntamiento municipal de Jerónima Toledo. Ver para creer. Se cazan apuestas hasta el 30 de septiembre. Dixe.