FILO Y SOFÍA

Mary Jose Díaz Flores/

*Se adelantan candidatos
Apenas hace un año se realizaron elecciones en Chiapas donde de manera arrolladora ganó Morena, no solo el gobierno federal sino el estatal, las cámaras de diputados locales y federales. A un año de este cambio democrático en el país, Andrés Manuel López Obrador festeja su triunfo asegurando que ha cumplido 78 de 100 compromisos y afirma que a finales de año tendrá sentadas las bases para consolidar la transformación de México.
Sus seguidores son objetivos y aseguran que existen los cambios que presume el gobierno federal; mientras que otros hablan de la crisis laboral, financiera, migratoria de seguridad y de derechos humanos. Algunos otros aprovechan la popularidad de la que goza AMLO; que es el mismo porcentaje de otros gobiernos en el primer año de ejercicio para empezar a promocionarse.
Por eso, en el evento nacional donde todos los presidentes municipales -como lo hacía en su momento el PRI-, llevaron a cientos de personas para llenar el zócalo de la capital del país, algunas pancartas destaparon al chiapaneco Ismael Brito Mazariegos, que es el único político que en Chiapas tiene bandera alta para moverse en todos los municipios.
Lamentablemente como quedó demostrado en las elecciones pasadas el abanico se mueve en la burbuja del poder y precisamente en ese estatus se colocan otros chiapanecos que le llevarían ventaja como; Zoé Robledo, María Luisa Albores, Sasil León Villard, Noé Castañón, Placido Morales y Eduardo Ramírez, que una vez aprendida la lección tejen fino y donde debe ser y aunque no están en eventos políticos, no han perdido presencia.
Se sabe que a través de la Secretaría de Gobierno se hizo un llamado a políticos de todos los partidos a mantener la disciplina institucional, hecha por el titular de la política interna de Chiapas y; si bien es cierto, están quietos, es una “aparente calma”; todos mantienen contacto con sus estructuras y se afianzan con grupos políticos de poder cercanos a Andrés Manuel López Obrador desafiando la orden de Brito Mazariegos que actualmente se coloca en un lugar muy sensible de la política local.
Y es que es precisamente la Secretaría de Gobierno la que resuelve los problemas que se generan en los municipios, lo cual al tiempo genera desgaste total, sobre todo por la bola de torpes operadores políticos y de alcaldes prepotentes, incapaces y soberbios que existen en los municipios más importantes de Chiapas.
Solo como ejemplo; mencionamos el caso de la alcaldesa de San Cristóbal Gerónima Toledo, que no pudo resolver la retención de los 15 camiones de basura del Ayuntamiento y fue Brito el que logró el acuerdo de manera muy conveniente, -esperamos que no lo haya generado para luego salir como bombero a decir que apagó el fuego, para lo cual un pariente suyo tiene mucha experiencia y como no está en ningún cargo tiene bastante tiempo para propiciar incendios-. En este caso, la incompetencia de la alcaldesa de todos modos quedó confirmada al emitir un video a su manera para dar a conocer el fin del conflicto desde la Secretaría de Gobierno.
En el caso de Comitán circula como reguero de pólvora que presuntamente el alcalde Emmanuel Cordero perdió el apoyo del Fortaseg, por no haberlo gestionado a tiempo ni cumplir con los requisitos, lo cual podría ser muy grave por el tema migratorio que enfrenta Chiapas y la inseguridad de uno de los municipios más importantes en manos de Morena.
En el caso de Tapachula los errores del alcalde Oscar Gurría son todos los días con ambulantes, con la basura, con la inseguridad y el nepotismo al tener a todos sus parientes en cargos del ayuntamiento. Mientras que en la capital del estado su estrategia de calificar a todos los medios de comunicación como “chayoteros”, no responder a cuestionamientos de ningún periodista reconocido o no, muestra su intolerancia a la crítica y promueve igual que a nivel nacional la agresión y el descrédito de los medios de comunicación, algo muy diferente al carisma mostrado de casa en casa cuando fue candidato perdedor a la alcaldía de Tuxtla.
Pero, vamos a los avances en la capital del estado, los baches que se han rellenado a la semana están en pésimas condiciones y bien valdría escucharlo para en aras de no tener una administración “corrupta”, ¿investigar qué pasa? no sea que se repita lo que pasó con los rellenos sanitarios intermunicipales a su paso como Secretario de Medio Ambiente en la administración pasada donde se presume uno de sus parientes no hizo bien el trabajo.
Otros conflictos se viven en Bochil, Simojovel, El Bosque e Ixtapa y finalmente terminan en la Secretaría de Gobierno, gastando la imagen de cualquiera que aspire a un cargo de elección popular. En fin veremos a cuantos políticos les alcanza para que repitan en el poder y si los que han sido destapados con anticipación logran sus aspiraciones.

Con Filo
El Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) de Chiapas organizó la conferencia “Violencia Electoral en México. La experiencia en 2018” presentada por Arturo Espinosa Silis, Director General de Strategia Electoral, quien analizó el tema junto a Oswaldo Chacón Rojas, Consejero Presidente de este organismo, a un año de los históricos comicios de 2018. En este sentido, Silis comentó que la violencia, y los homicidios en el contexto del proceso electoral fueron uno de los principales aspectos documentados por las diferentes misiones de observación electoral que estuvieron en México el año pasado con motivo de las elecciones. Dijo que este informe nació por los altos índices que había de violencia electoral en nuestro país y lo poco que se visibilizaba. “La violencia electoral es un fenómeno independiente a la violencia generalizada en el país”.

maryjose52@hotmail.com