Un promedio de 25 mil atenciones médicas otorgadas a migrantes en Tapachula: JS7

*Enfermedades respiratorias, diarreicas y cutáneas, las más comunes.
*Atención integral con medicamentos, material de curación e intervención hospitalaria.

René R. Coca/

Tapachula.- El gobierno mexicano a través del sector salud ha proporcionado un promedio de 25 mil atenciones médicas en lo que va del 2019, a la población migrante que ha permanecido tanto en la Estación Migratoria Siglo XXI como en las instalaciones de la Feria Mesoamericana, esta última acondicionada ante el numeroso flujo de personas que esperan la definición migratoria del Instituto Nacional de Migración (Inami), donde semana a semana la atención integral del personal de salud registra apoyo total a este sector.
El Jefe de la Jurisdicción Sanitaria 7 (JS7) Ángel Gabriel Ocampo González, informó que se tienen instrucciones precisas tanto del gobierno del federal como del estado, el otorgar la atención integral a la población migrante, donde los niños, embarazadas, adultos mayores y personas con alguna enfermedad crónico-degenerativa sean la prioridad; por lo que el personal del sector salud se ha coordinado para realizar roles de atención.
El funcionario estatal indicó que además de implementar brigadas epidemiológicas se tiene la disposición de personal médico, enfermeras, nutriólogos y psicólogos a fin de atender enfermedades puntuales que los migrantes traen y se les agudizan durante su recorrido desde el país de origen a esta frontera sur; por lo que se contabilizan poco más de 17 mil consultas de diversas patologías.
Ocampo González precisó que además de consultas y atención dentro de las brigadas epidemiológicas, se han atendido a migrantes de manera hospitalaria donde los cuadros diarreicos, las enfermedades respiratorias, las cutáneas, la desnutrición y traumatismos por caminar son los más comunes, aunque también se han atendido problemas psicológicos y de embarazos de alto riesgo.
El entrevistado comentó que personal del IMSS, ISSSTE, Secretaría de Salud y la Marina han realizado una labor de coordinación para que, tanto la niñez como los adultos migrantes, tengan una atención digna y en apego a los derechos humanos, sin que se les cobre medicamentos, material de curación y mucho menos los servicios. Cabe destacar que a pesar de lo mencionado por la autoridad médica de la región, la población migrante argumenta desatención en su salud, aunque en muchas ocasiones es la forma de llamar la atención de los organismos internacionales para que a su vez ejerzan presión sobre las dependencias mexicanas con la idea de obtener los documentos de estancia legal en
México e intentar llegar a los Estados Unidos; sin embargo esta práctica de chantaje ya ha sido observada por los mismos activistas. (iM-rrc).