COMENTARIO ZETA

Carlos Z. Cadena/

En Chiapas se debe de establecer estrategias policiales para vigilancia de motocicletas.
El fenómeno de las motocicletas en Chiapas, podría contar con una estrategia policial que sin duda ayudaría mucho al fantasma de la inseguridad. Si en verdad, se quisiera atajar el problema de que la motocicleta juega en muchos casos como una herramienta para cometer fechorías, desde crímenes hasta asaltos, simplemente aplicar el verdadero reglamento de tránsito, y crear una plataforma digital de puras motocicletas que lleven el nombre del propietario o conductor, y no solamente placas, sino que también lleve el número de identificación implícitas en su casco y chaleco fluorescente para las noches.
Desde hace años, en municipios como Suchiate, Tapachula, Huixtla, muchos otros municipios de la entidad, y últimamente Tuxtla Gutiérrez, donde se utilizó una motocicleta para asesinar y robarle a un ciudadano, debería de contar con una estrategia contundente en torno a la vialidad de las motocicletas que se han multiplicado en números y que se encuentran en cualquier lugar.
Las motocicletas no solamente abundan en las ciudades sino que se encuentran en los ejidos, rancherías o suburbios del campo, y que también representan un peligro vial cuando salen a los puntos especiales como las carreteras, en el caso específico de la Costa, donde en cada municipio Costeño, desde Tapachula hasta Arriaga, estos motores de dos llantas representan un peligro latente de accidente, colisión o encontronazo para los vehículos, con resultados fatales.
Por eso el llamado a que se le dé un valor agregado al fenómeno de las motocicletas en Chiapas. En Países como Guatemala y El Salvador, la motocicleta es sinónimo de una herramienta para cometer crímenes y posteriormente poder huir con mayor facilidad del lugar. En Suchiate antes asesinaban utilizando los caballos de acero y huían rumbo a Guatemala los sicarios y nunca se sabían de ellos. Por eso y ante la negligencia del municipio de Tuxtla Gutiérrez, en referencia a las estrategias policiales municipales, que no da una, es importante que las policías estatales que han tenido mayor éxito en estos meses de la cuarta transformación, coadyuven a crear una plataforma estricta dentro del manejo y conducción de las motocicletas.-
Un control férreo, resistente, implacable, que daría excelentes resultados, porque se tendría en el monitoreo de la geografía estatal a cada motocicleta, al menos con placas de Chiapas. Si antes fue la bicicleta la que predominó como el instrumento para poder transitar en lugares de campo, ahora son las motocicletas y que en las ciudades grandes las tiendas comerciales las dan con tantas facilidades que cualquier persona podría hacerse del caballo de dos llantas. Además me decía un amigo hace meses: La motocicleta ya lo trae el delincuente en sus estrategias para cometer delitos.
El incidente de San Cristóbal de las Casas, donde fue perseguido junto con su familia y después asesinado cruelmente un servidor público del Estado de Tabasco, muy bien pudo contenerse, si ya tuviéramos una cultura de vigilancia hacia las motocicletas. Porque los asesinos o asesino (siempre van dos) sin duda lo tuvieron estratégicamente siguiéndolo, y algún policía pudo haberse dado cuenta del sospechosísimo de esa instrumento vial. El famoso “Uno por uno vial” cuando empezó en Chiapas muchos comunicadores dijeron que no daría resultados, hoy en día es una consolidada cultura vial en las principales ciudades de Chiapas, donde se creó una cultura vial que muchos dijeron que no se podía. Hoy en día es extraordinaria esta estrategia vial de que pase primero un vehículo de una calle o avenida y después sigue el del otro lado. Y funcionó magistralmente.
Urge el control de las motocicletas en Chiapas. Urge una plataforma digital de registro estatal, y educar más a los policías de todos los rubros, para que ya tengan el “chip” de que una motocicleta podría convertirse para asesinar y huir, robar y huir. También los medios de comunicación deben de jugar un papel importante de difusión para implantar una gran cultura de vigilancia a las “motos” que al menos en esta cuarta trasformación se utilizaran mucho. En fin.

Un gran paso para solucionar, la recolección de basura en Tapachula.
Mañana en Tapachula, se da un gran paso al fenómeno de la basura municipal, donde el alcalde Oscar Gurria Penagos, entrega al pueblo, 30 vehículos recolectores de basura, donde se pretende mínimo contar con una geografía de operaciones citadina de 80 rutas. Un escenario sin precedente por el número de vehículos que entran en la nueva sistematización de este servicio público, que en tiempos pasados servidores públicos corruptos lo convirtieron en una industria y explotación que les redituó grandes ganancias millonarias.
Con el lema de “Tapachula Limpia, Tapachula Bonita”, las nuevas autoridades municipales pretenden de una vez darle un servicio público municipal eficaz y vigoroso, porque se trata de darle una solución a este problema que durante muchos trienios estuvo olvidado y solo sirvió de enriquecimientos de muchos.
Extinguían los vehículos para meter recolectores en bicicletas que tenían que pagarle a los de las Presidencias Municipales pasadas, y eso generaba mucho dinero para los alcaldes y responsables de los servicios públicos municipales. Mientras en Tuxtla Gutiérrez, la empresa PROACTIVA era el gancho de los alcaldes para administrar la basura, y hacerla una industria que aportaba dinero, en Tapachula era el fenómeno de las carros- bicicletas que pagaban determinada cantidades que le cobraban el Ayuntamiento local, donde figura en las denuncias de redes sociales un tal César Ramírez “El bola de 8”, que fue el encargado de recoger la paga en el trienio pasado de Del Toro Guzmán.
Hoy la historia será diferente y evidentemente que no faltaran los francotiradores de siempre. Será la sociedad local la que valore y reconozca esta gran acción y labor de trabajo público de Gurria Penagos. Así las cosas.

Fernando Coello y AMLO.- No cabe duda que Don Fernando Coello Pedrero, es un chiapaneco al que le guarda un afecto y cariño muy especial el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador. Es un personaje que ha jugado un papel en la historia con el ahora mandatario de todos los mexicanos. Fue un invitado especial este lunes durante la celebración del primer año de triunfo electoral de la cuarta transformación. Caminó el Presidente de México para saludarlo en los primeros lugares que estuvieron los invitados especiales del Presidente de México. Un abrazo no de hermano, casi de padre, pocos saben que un tiempo vivió AMLO, en Tuxtla Gutiérrez, y su primera esposa, y fue Don Fernando Coello quien lo atendió, y hasta vivió en una de sus propiedades.
Se conocieron en Tabasco cuando en alguna ocasión se fue a vivir el Chiapaneco, y el joven López Obrador, empezaba su política de la lucha en contra del poder de la tercera transformación. Cuando AMLO fue jefe de gobierno del DF, Coello Pedrero, fue su asesor principal y casi desayunaban todos los días en la capital del país. Había una línea fraterna de admiración y respeto. Historias que están plasmadas en una entrevista que le hicimos a Don Fernando hace más de un año, para la plataforma digital de Diario de Chiapas.

PD: Para mañana: El enloquecimiento de Carlos Morales, y la inseguridad en la capital.