QUE MÁS PUE

Carlos Rafael Coutiño Camacho/

*La frase “la política es el arte de comer mierda sin hacer gestos”
*AMLO

Un koala bebé, se alimenta de heces de su propia madre, hasta los 4 meses de edad, este tipo de alimentación protege a este animal ya que, su estómago aún no posee las bacterias que le ayudan a neutralizar el veneno del eucalipto.
Sonará tosco, pero es una realidad que muchos políticos y ciudadanos, incluso periodistas; hacen lo mismo pero no por meses sino por décadas, aunque lo hacen cuando ya están grandes; esto generalmente cuando hay una versión de pobreza intelectual y moral, eso los lleva a cometer estos errores.
En el caso de los políticos suele ocurrir constantemente para buscar y mantenerse en el poder, no hay más; incluso existe una frase muy puntual que cita “la política es el arte de comer mierda sin hacer gestos”; en efecto, la ganancia es superior a un mordisco de heces.
Para la sociedad, es vivir entre la mierda; están tan acostumbrados que no podrían vivir fuera de ella, como lo puercos y perros callejeros que van lo huelen y se la comen, es una forma de cómo sentirse bien, una sociedad donde hay peores incluso y otros que buscan salir adelante, pero siempre serán los menos.
Por lo que refiere a los periodistas, es muy simple, solo basta leerlos o escucharlos, en el caso de la capital, para saber si lo hacen o no, un periodista que se entrega a los políticos, deja de ser lo que es, para ser solamente un lambiscón y un interesado en el sentido económico.
A los tres, de nada les sirve esto; pues no es viviendo en la suciedad como se salvarán ellos y el planeta, es realmente a través de la educación, de la transformación cultural, dejando atrás lo que se ha vivido y fue un fracaso, la gente enseña a sus hijos lamentablemente a robar, matar, engañar, violar, y eso los hace felices.
Vivimos en una sociedad muy dañada, que poco quizá muy poco se puede hacer para salvarla, pues nadie ha podido o querido hacer algo, incluye a todos los que en sus manos está esa metamorfosis.
En el caso de los religiosos (sacerdotes y pastores), deberían entrar de lleno en ese proceso, hoy la religión se convierte en negocio para unos y otros, la gente está ávida de un Dios, pero no está en sus pastores de cualquier iglesia, porque no tienen la capacidad de remontar en estas circunstancias.
Un sacerdote solo da misa y medio explica y con eso cree haber cumplido, un pastor lanza improperios contra los católicos y se siente salvado, los ateos por su parte ni en Dios dicen creer, aunque lo mencionen a cada rato.
Los maestros velan por intereses económicos y velan también por sus espacios para que sus hijos no les falten, eso no está mal, aunque no educan, solo enseñan y mal por cierto, las escuelas son todo menos los templos de la sabiduría, hay mentores que no llegan, pero dejan copiar y prostituirse en cada examen con el alumno o los padres.
En el caso de los políticos, no entienden que pasa y se sienten honrados con el encargo que les den, de ahí viene tantos tropiezos, no saben ni piensan que es lo correcto, en su afán de quedar bien con los más poderosos se venden a cualquier precio, aunque al final sufran las consecuencias, después de todo, ya gozaron una parte.
En síntesis, si no se da una transformación real, no solo desaparecerán los ríos, también lo harán todos aquellos que están sobre la faz de la tierra, un pueblo que se queja de todo y no hace nada, está literalmente condenado, aún es tiempo, y con un solo, bastará para que esto comience y se consolide.

*AMLO
La presencia del presidente de México, es sin duda una fuerza al citar que el gobernador Rutilio Escandón Cadenas es su “hermano”, ya ni el “carnal” Marcelo; pero hay que darle una buena lectura, que es lo que significa todo eso.
Más allá de aplausos, lo que pide es que haya ese hermanamiento entre todos, acuérdese que aunque sea su familia si comete un error la paga, palabras del propio López Obrador, así que solo desea eso, vivir en ese posicionamiento de trabajo de equilibrio, una sociedad donde se privilegie a los pobres sobre los ricos.
No se trata decir que Escandón Cadenas es intocable, sino que tiene un respaldo federal para continuar trabajando, por hacer lo mejor posible de Chiapas, en efecto es una gran oportunidad, es momento de sumarse a él sea el color que sea de partido, ideología, etc. Lo que urge es salvar a la entidad de todos sus males.
Esos males son el narcotráfico, la violencia en general, el orgullo, la soberbia, la rebeldía, la incapacidad, la envidia, la deshonestidad, la corrupción, algo que está muy arraigado en muchas personas, la gran mayoría, la lectura es clara aunque no perfecta, Obrador quiere que Escandón tenga ese mismo respaldo que él le da, lo hagan los chiapanecos.
Quizá sea una propuesta muy fuerte, pero vale la pena intentarlo, no para que el gobernador sea héroe, sino para que todos nos convirtamos en el héroe de nuestras familias, quizá nos falta entender el mensaje de las películas gringas, donde de una manera por demás increíble, contagia a voltear a ver esa superioridad hacia los demás.
Son momentos claves, más allá de las acciones del gobierno, se tiene que intentar y no dejar todo a quienes son las autoridades, porque entonces será un paso muy lento, casi que no se dará el paso, como bien dijo, empujando todos, es como un elefante con reumas logrará caminar.
No hay que olvidar la frase de Harry Mulisch, “Un comienzo no desaparece nunca, ni siquiera con un final”, pues bien, todo depende ahora de cada uno, el saber qué hacer o seguir en la misma postura.