COMENTARIO ZETA

Carlos Z. Cadena/

El Ayuntamiento Tuxtleco acusa que el «impuesto fiscal» para alumbrado público es del Presidente López Obrador.
El escenario de irritación popular en Tuxtla Gutiérrez, se encuentra en su máxima expresión, con la acción del alcalde de la capital de Chiapas, Carlos Morales Vázquez, quien pretende dar un “golpe fiscal” a las familias Tuxtlecas, al imponer un impuesto municipal del 2 por ciento para el rubro del alumbrado público, lo cual no deja de ser una estupidez, después que Chiapas es la entidad que produce mayor electricidad hidroeléctrica para el país, y lo peor es una de las entidades más pobres de México, donde se pagan las tarifas eléctricas más altas.
O sea, somos proveedores de energía eléctrica, tenemos las más altas tarifas y sobre eso, todavía el Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, nos pretende castigar con un 2 por ciento más de impuesto para el alumbrado público.
Solamente una persona que le falta litio o está mal de sus facultades mentales, puede llegar a pensar que todavía siendo Chiapas, una de las entidades con mayores tarifas eléctricas, se le ocurra que sea la población que pague un impuesto fiscal para alumbrado público. Más que inadmisible e inaceptable, es violatorio a nuestras leyes, porque al rato se va a disparar un fenómeno de impuestos fiscales de 2 en 2 por ciento para diversos rubros, logrando que ahora el pueblo se le exprima para pagar los servicios públicos municipales cuando ya se cumplió con exacciones fiscales de antemano.
Sin embargo el gobierno de Carlos Morales Vázquez, ha soltado el runrún, que esta exigencia fiscal en contra de los Tuxtlecos, es una estrategia federal del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y que Tuxtla Gutiérrez, será el primer laboratorio de pruebas para que se cumpla una estrategia, que después se llevara a todo el país, al menos así lo ha hecho circular el Secretario Municipal del Ayuntamiento Tuxtleco, el priìsta Francisco Javier Zorrilla Ravelo.
Según los expertos este “Golpe fiscal”, no solamente es un atropello a los derechos de los ciudadanos, sino un exceso que afectara a la canasta básica de la gente más pobre, y lo grave, que echa por la borda, el discurso del alcalde de MORENA, Carlos Morales Vázquez, quien prometió todo lo contrario en su campaña política electoral, para ganar votos, y ahora en el poder, simplemente manda por un tubo al pueblo de Tuxtla Gutiérrez. La situación se tensa en la capital.

Legisladores federales, partidos políticos, dirigentes sociales lanzan un rotundo NO al impuesto del 2 por ciento.
Por su parte la diputada federal por Morena, Arlet Aguilar Molina, se pronunció a través de un video, con un rotundo NO, a este tipo de impuestos para el alumbrado público. Fijo su postura de rechazo a esta iniciativa y, consideró que, no es el momento para estar aumentando costos en servicios públicos; le recordó al edil Morales, que el Presidente Andrés Manuel López Obrador, desde su campaña, hasta hoy en día se pronunció por no aplicar un impuesto a la población.
Reconoció que el alcalde Tuxtleco está “fuera de órbita”, con este tipo de acciones que denigran a una autoridad y a su partido político. Repitió varias veces que no se vale que se traiciones la confianza de los ciudadanos con este tipo de actitudes cerriles de exigir impuestos a los ciudadanos que confiaron en el, con su voto ciudadano en el pasado 1 de Julio.
Al respecto, el Presidente del PRD estatal, César Espinosa Morales, dijo que es inadmisible que el alcalde Morales Vázquez solicite al Congreso del Estado de Chiapas le apruebe la modificación al Artículo 56 de la Ley de Ingresos para el Municipio de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, para el ejercicio fiscal del 2019, con el cual pretende obligar a los ciudadanos a pagar el alumbrado público, lo cual es obligación de su gobierno, señaló.
“Es una estrategia abusiva, la que pretende el edil de Morena de Tuxtla Gutiérrez. No conforme con aumentar la deuda pública que pasó de 360.8 millones de pesos a 462.1 millones de pesos en este tiempo, ahora busca que los tuxtlecos paguemos el 2% más del cobro de energía eléctrica. Es decir, que suban los recibos de luz para que la Comisión Federal de Electricidad cobre de ahí el alumbrado público y él se lave las manos, en vez de buscar otras alternativas de solución”, refutó.
Espinosa Morales pidió a los legisladores que volteen a ver al pueblo, a los ciudadanos de calle, a los que están luchando para llevar el pan a sus hogares y que voten en contra del intento del alcalde de Tuxtla, que solo lastima el bolsillo de los que menos tienen.
Diputada de Morena, también le recrimina.
El también excandidato a la Presidencia de Tuxtla Gutiérrez, Jorge Martínez, dijo ayer desde el recinto del Congreso del Estado, que es una estupidez este tipo de impuestos en contra de la gente de la capital. Se mostró molesto por este impuesto que quiere cobrar el Ayuntamiento capitalino a los ciudadanos de la ciudad. Señaló que en las colonias populares donde ha recorrido en los últimos días, la gente está muy enojada al conocer que le van a cobrar más ahora por pagar alumbrado público, cuando en algunas colonias ni hay postes de luz. Le pidió al regidor Paco Rojas, que no se haga “Pato” y apoye a la ciudadanía. En fin.

Mazatan muy caliente con la inseguridad y “Chusito”, se lava las manos que es de MORENA.
El alcalde de Mazatan, Gilberto Barrientos Coyotzi, se vino a quejar a Tuxtla Gutiérrez, sobre el peligroso problema de la inseguridad pública en su municipio de Mazatan, donde se ha disparado el fenómeno, justamente desde los meses en que gobierna Barrientos Coyotzi. Ahora en Semana Santa, se observó que esta población ya es un “Infierno chico”, que se está convirtiendo en un lunar muy significativo en la Costa de Chiapas.
Llega más seguido la Marina y hasta la policía federal. Sin embargo el enamorado Chusito “El Huesero”, así conocen al alcalde en su tierra, que habla más de MORENA y del Presidente de México y el gobernador, en sus discursos y grilla política en la capital del estado, que un cualquier fundador “Morenista”, pues es de otro partido político, donde la gente también que le deposito su confianza se siente traicionada. Lo cierto es que desde la llegada del “Chusito”, Mazatan se calentó y la inseguridad en su más alta expresión, y para taparle el ojo al macho pidió ayuda no solamente de los jefes estatales de la policía, sino del exsenador Eduardo Ramírez Aguilar.

Brito Mazariegos: Hay disposición de gobierno para sumar esfuerzos en favor de Chiapas.
Fue categórico el responsable de la política interior en Chiapas, Ismael Brito Mazariegos, al advertir que el gobierno del estado seguirá realizando acciones conjuntas que permitan mantener la gobernabilidad e impulsar el desarrollo de la entidad, sin distingos ideológicos ni partidistas, priorizando el bienestar de los chiapanecos. El funcionario estatal señaló que en este momento es fundamental fortalecer el trabajo en cada uno de los municipios que representan y mantener la cercanía con la población, para alcanzar efectos positivos traducidos en desarrollo social.
Al final reconoció que la Cuarta Transformación impulsa un cambio de fondo porque la sociedad ya está harta de gobiernos que solo buscan beneficiarse, por ello desde los Ayuntamientos debe existir un combate total a la corrupción e impunidad y quienes cometan actos ilícitos asumirán las responsabilidades. Dixe.