JAQUE CON DAMA

Irma Ramírez Molina/

Todo iba bien, de acuerdo a lo establecido en la convocatoria de la Asamblea Estatal del PRI Chiapas 2017, el registro se abrió en punto de las 9 de la mañana ante la presencia de dos notarios públicos, Rodolfo Soto Alcazar, y de Montesinos.


Sin embargo no faltó el frijol en el arroz y cuando ya se había cerrado dicho registro hizo su aparición el diputado local Willy Ochoa, la señora Arely Madrid y Julián Nazar, quienes trataron de ingresar al recinto pero les fue negado el acceso.
Este fue el pretexto perfecto para que Willy Ochoa en conferencia de prensa se le fuera a la yugular al líder estatal del PRI, Roberto Albores, argumentando que no hay unidad, y recordando que el presidente del comité lleva ya muchos años en el cargo.
Las diferencias se dejaron ver a todo lo que da, pero lo que no mencionó el legislador, fue que llegó a las 11:11 minutos, es decir, mucho tiempo después de haberse cerrado el registro; sin embargo su gente estaba dentro de la asamblea, pues se podía ver en primera fila a su particular apartando lugar para este.
No faltó quien pensara que podía abrirse el ingreso para estas personas, pero de haber sido así, quizá el mismo Willy Ochoa hubiera impugnado la asamblea por violarse los estatutos, uno nunca sabe.
Llama la atención que el legislador local hubiera llegado tarde, sobre todo cuando él fue uno de los que se la pasó invitando para que asistieran a la asamblea, la cual marca muy claramente la hora en que debían empezar, o quizá como ya está acostumbrado a llegar tarde no se le hizo raro hacerlo aquí.
De nada sirvió la intermediación de Bayardo Robles, secretario de vinculación con la sociedad civil del CDE del PRI, porque el punto era hacer escándalo fuera de la asamblea.
Parece que a muchos priístas no les ha quedado claro que o logran la unidad o desaparecen como partido, pues otra cosa hubiese sido que Willy Ochoa hubiera llegado a tiempo y ahí si no le permitieran pasar.
Como dice Arely Madrid, “en política se suma no se resta, el que resta se puede arrepentir” y eso exactamente deben hacer todos los priístas no buscar confrontaciones, porque les queda claro que de lo contrario se les dificultará la próxima jornada electoral.
Pero con todo y este embrollo, la asamblea logró sacar a los 152 delegados que asistirán a la Asamblea Nacional, quienes se inscribieron en una sola planilla que presidió Alfredo Araujo.
El único punto que tienen los priístas en igualdad con todos los demás partidos, es que están tan divididos y tan llenos de protagonismo sus militantes que no logran esa unificación que tanto les hace falta.


BASE DE DATOS…-
Dicen los enterados que Harvey Gutiérrez y Eliseo Maheda llegaron a la Asamblea del PRI tarde y los dejaron entrar; sin embargo, los señores entraron pero a la puerta del salón de al lado donde se llevó a cabo dicho evento.***

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@irmajaque