CÓDIGO NUCÚ

César Trujillo/
 
**El edil de Sabanilla y el espectro de la reelección**
 
Carlos Cleber González Cabello, alcalde de Sabanilla, se encuentra muy ocupado utilizando al personal y al equipo de la Dirección de Obras Públicas de ese ayuntamiento para arreglar tramos carreteros de municipios ajenos como Tila, con quien, han denunciado, mantiene un conflicto de intereses en su desesperada carrera por reelegirse con miras al 2018.


Mientras que Sabanilla carece de obras de impacto social y sus tramos carreteros se encuentran descuidados ante la apatía de su edil, a éste le ocupa enviar las cuadrillas de trabajo y los camiones del ayuntamiento, con material pagado del erario, a arreglar “la casa del vecino” a quien le coquetea para que le brinde el respaldo (otra vez) en los comicios venideros.
Pero, ¿de dónde viene la relación entre de Sabanilla y Tila, y por qué tanta necesidad en obedecer lo que le manden? Para respuesta clara y precisa, habría que remontarnos unos años atrás, allá por el 2011, cuando la ahora diputada local del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Sandra Luz Cruz Espinosa, era la presidenta municipal de Tila; Carlos Cleber González Cabello fungía como Director de Obras Públicas municipales en Tila; y el edil de Sabanilla era el perredista Genaro Vázquez López, los tres señalados como promotores de la desestabilización del municipio con problemas del fundo legal.
Desde ese tiempo, González Cabello, tras demostrar su lealtad, fue impulsado económicamente para poder buscar la alcaldía de Sabanilla en el 2012, bajo el total respaldo de su expatrona Sandra Luz Cruz Espinosa, del aspirante (por segunda ocasión) a la alcaldía de Tila, Limberg Gutiérrez, y el entonces edil del PRD. ¡Grosso error! Carlos Cleber era un completo desconocido a quien los habitantes no le brindaron el apoyo esperado y perdió, y las promesas de entregar todas las obras a la constructora de su mecenas, se hicieron humo.
Sin embargo, mantuvo un contacto directo con el ahora exalcalde de Tila y planearon la forma en que González Cabello podría llegar a ser edil y así cumplir sus sueños. El primer paso fue traicionar a los colores del PRI y refugiarse en el efecto Maveco del Verde en el 2015 donde encontró el eco y, ataviado por el fraude estatal, terminó apoderándose de la alcaldía que había buscado años atrás.
Lo que sigue es evidente: el alcalde de Sabanilla es súbdito de la diputada Sandra Luz que quiere retornar a la alcaldía de Tila (por segunda ocasión) y quien ha prometido todo el apoyo al edil que sueña reelegirse, y por eso se ve a sus trabajadores, y sus camiones, arreglando tramos carreteros ajenos cuando no puede, o no quiere, hacer nada por el sitio que según gobierna.
Así, sin importar su inoperancia al frente del Ayuntamiento de Sabanilla, en donde es simple figura decorativa, González Cabello se anda reuniendo con pequeños grupos a los que les asegura que “por instrucciones del jefe del Ejecutivo estatal, Manuel Velasco Coello, él será nuevamente reelecto como alcalde” y que ya está todo apalabrado, cuando aún no son tiempos para destapes.
Mucho cuidado deberían tener los tucanes con sus alcaldes que tienen la boca suelta y la cola larga, pues afirmar que el gobernador es quien ya palomeó las reelecciones es reiterar el dicho de que los comicios del 2018 van ser simple trámite para el nuevo fraude que están planeando los del PVEM, y que ha quedado en el aire con la imposición de dos verdes: Sasil de León en Prospera y Luis Avendaño en Sedesol.
Incluso, los habitantes señalan que al ahora alcalde del PVEM se le escucha proferir maldiciones en contra del Partido Revolucionario Institucional de quien afirma no tendrá cabida en el municipio, olvidando que fue el partido que lo mantuvo como suspirante años atrás y quien le dio la oportunidad de figurar en el imaginario político de donde ahora no quiere salir.
 
Manjar
Julión Álvarez y Rafael Márquez han sido acusados de lavado de dinero por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, como parte de la red del narcotraficante Raúl Flores. Serias son las inculpaciones que pesan sobre ambos. En el caso de Julión, que tanto el gobernador Manuel Velasco como el presidente Enrique Peña Nieto han enarbolado como ejemplo y orgullo nacional, se requiere más que un panfletito para deslindarse de esta embarrada. Como buen terrenal, el cantautor chiapaneco debe afrontar sus responsabilidades y dar la cara. #Selavaadomicilio // La recomendación de hoy es Memoria de los días del poeta Adolfo Ruiseñor y el disco Konk de The Kooks. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.
 
@C_T1
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.